X

¿Quieres recibir más información como esta a tu email?

Regístrate

Me gustaría hablar con un especialista.

febrero 12, 2020

¿Dónde está el emprendedor que había fundado un negocio visionario?

¿Dónde está el emprendedor que había fundado un negocio visionario?


La mayoría de las empresas son fundadas por verdaderos emprendedores. Sólo alguien con una gran visión es capaz de dar el salto y emprender un nuevo camino independiente. Sólo alguien con verdaderos rasgos de emprendedor se atreve a dar ese paso.

Todas esas afirmaciones son un mito. Así lo asegura Michael Gerber en sus diferentes libros. Y le llama el mito del emprendedor: The E-Myth o The myth of the entrepreneur.

No es que esas afirmaciones sean totalmente falsas. Sino que, al momento exacto de iniciar el nuevo negocio, los fundadores rara vez eran verdaderos emprendedores.  Quizá en un inicio el emprendedor realmente existió durante un breve instante. En muchos de los casos el resultado es que poco después la visión ya se va, y llegan el tedio y el agotamiento.

Una forma de entender este fenómeno, explica Michael Gerber, es analizando la forma en cómo inician la mayoría de los negocios. Un emprendedor tiene internamente 3 personalidades continuamente en conflicto entre sí: El emprendedor, el técnico y el gerente. Es el técnico quien generalmente lleva el control al inicio.

En la mayoría de los casos tenemos un técnico que trabaja para alguien más. Y llega un punto en su carrera que es realmente bueno en lo que hace, pocos son tan capaces como él. El técnico es el que sabe hacer el trabajo del negocio: Es el abogado, el vendedor, el programador, el contador, el doctor, el chef etc.

Un día el técnico dice, si yo soy el que sabe cómo se hacen las cosas aquí y además soy el que mejor lo hace, ¿Por qué tengo que seguir trabajando para alguien más? Y decide ser su propio jefe y abrir su nuevo negocio. Por un pequeño instante el emprendedor toma el control y decide que es momento de concretar sus sueños y tomar un nuevo rumbo. Inmediatamente después el técnico regresa al mando.

Al iniciar el negocio la mayoría de los técnicos hacen una suposición que no sólo es equivocada, sino que además frecuentemente lleva a resultados desastrosos. Esa suposición es: Si entiendo la parte técnica del trabajo en un negocio entonces también entiendo el negocio que hace el trabajo técnico.  Es decir que si se hacer pizzas entonces entiendo el negocio de las pizzas. La realidad es muy diferente.

El técnico estaba buscando libertad e independencia y frecuentemente encuentra una nueva realidad esclavizante. El problema es que:

  • Es el único que sabe cómo se hacen las cosas técnicas en el nuevo negocio
  • Además, ahora es responsable de muchas nuevas tareas no técnicas que son necesarias en un negocio


Esta situación es poco esperanzadora y desgraciadamente muy común. Pero no se trata de ser pesimistas. Al contrario, más bien, entender que si estás pasando por eso en vez de desesperarte pienses que hay muchos que ya recorrieron ese camino, superaron los obstáculos y ahora tienen un negocio exitoso.









No hay comentarios:

Publicar un comentario