¿Qué productos vender por Internet?

VERSIÓN DEL ARTÍCULO ACTUALIZADA EN 2021


Marketing Digital para Ecommerce


¿Qué productos vender por e-commerce?


El e-commerce ha ido evolucionando desde antes del 2000, cuando se comenzaban a inventar herramientas que luego se integrarían para poder hacer realidad las ventas en línea como las que conocemos actualmente. A continuación se desglosa esta evolución por rangos de años.
E-commerce antes del 2000

Se trataba de ser visionario a largo plazo, como una película de ciencia ficción, ya que había que crear las herramientas necesarias antes de empezar cualquier proyecto inexistente e innovador. En 1998, se fundó PayPal y fue hasta más tarde que se fusionó con una compañía llamada X.com en la que participaba el célebre Elon Musk. Prácticamente, las ventas en línea en Estados Unidos y en el mundo aún no existían.

E-commerce 2000 - 2015

A inicios de los 2000, empezó la carrera para integrar formas de pago a futuro. Los primeros intentos fueron a partir de distintos proyectos. Por ejemplo, de eBay; Billpoint, de Citibank; C2it, de Yahoo; PayDirect y de Google; Google Checkout.

De los años 2005 - 2015, el sueño dorado era poner una tienda en línea ya que la funcionalidad autónoma siempre ha llamado la atención y es posible tener ingresos pasivos con el popular claim de las agencias de marketing digital: "Tener una tienda abierta 24 horas al día y los 365 días del año.”
E-commerce 2015- 2020

El crecimiento del e-commerce fue constante. No obstante, las proyecciones de su crecimiento fueron mayores a la realidad.

E-commerce 2020 - 2021

Llega el COVID-19 y con ello se rumora que se adelanta la proyección de crecimiento de e-commerce. Forbes dice que el comercio electrónico en México en 2021 creció 81%.

Considerando los datos anteriores, ¿cuáles productos se pueden vender por Internet? Te recomendamos tomar en cuenta lo siguiente para tomar una decisión.


1- Marcas nuevas VS. Marcas conocidas

Tener suficiente dinero para invertir y comprar algún producto de marca conocida para comercializar en tu país es buena idea. De manera simple, si el producto que quieres vender está en algún MarketPlace como Amazon o Mercado Libre, y puedes conseguir a mitad del precio publicado dicho producto, entonces es más sencillo hacer negocio.

Por otra parte, es posible generar una nueva marca que aporte algo nuevo al mercado desde distintos enfoques: ya sea que tengas una fábrica y lances nuevos productos, maquiles en tu país o lo traigas de China o India. Aunque exista mucha competencia, puedes encontrar valor poniéndole tu marca, teniendo inventario para entrega inmediata y teniendo una buena labor de ventas. Aunque al inicio sea más complicado el arranque del negocio a causa del desconocimiento de tu producto, en uno o dos años tendrás la oportunidad de obtener mayor beneficio. De la misma manera, te recomendamos revisar MarketPlaces. ¡Si no puedes conseguir, fabricar o maquilar el producto con un 70% de margen, va a ser difícil hacer negocio! (Esto quiere decir que, del precio publicado de un producto sustituto o similar, a ti te cueste sólamente un 30% fabricarlo, maquilarlo o comprarlo).


2- Margen de utilidad bruta de los productos


Repite con nosotros:

"¡No voy a hacer negocio si vendo marcas conocidas con menos del 50% de margen o si no tengo 70% de margen con mis propios productos!"

Insistimos en el margen porque sabemos que es correlacional al éxito que puedas tener y queremos ahorrarte la curva de aprendizaje que muchos emprendedores tienen al respecto. Al fin y al cabo, ¿para qué llevar un proyecto uno o dos años con muy pequeñas ganancias?

No te desanimes, el margen es únicamente el costo del producto contra el precio de venta. Otros costos como el de bodega, marketing digital, mermas, envío, comisiones de tarjeta y sueldos, se toman de manera independiente.

Es decir, si el producto te cuesta a ti comprarlo o fabricarlo en $300-$500, deberías de poder venderlo mínimo en $1,000 y que esté en precio comercial para que puedas salir a flote con los costos. Si esta condición no se cumple, tal vez te convendría abortar la misión.


3- El ticket promedio de venta

Por mejor margen de utilidad bruta que tengas, si vendes productos de bajo valor, el costo logístico, así como el de marketing y el administrativo se van a 'comer' las utilidades. Por eso, es importante buscar un promedio de venta o ticket promedio, que combinado con tu margen de utilidad bruta, te deje suficiente para pagar todos los costos. Por ejemplo, si te compran un producto de $100 y tienes un margen de utilidad bruta de 70%, ¿crees que con $60 pesos te sea suficiente atender el pedido?

Lo mínimo recomendable es que tengas un monto de utilidad mínimo de $300 MXN (aproximadamente $15 USD), por pedido, para que sea negocio. Por ejemplo:

Ticket promedio de $500 con margen de 70% = $350

Ticket promedio de $1,000 con margen de 50% = $500


4- Experiencia en la industria y los productos

Si yo no soy una persona que se viste fashion, ¿cómo voy a vender productos de moda?¿Cómo voy a tener el feeling para seleccionar productos o comunicarme con mis posibles clientes?

Si no conoces la industria y los productos que vas a vender, es muy probable que alguien más venda mejor que tú. Es indispensable que tú seas una autoridad en el tema y que conozcas a la perfección lo que vendes. En caso de que tú seas el fabricante, no debe de haber ningún problema. Si tu modelo es por comercialización y no conoces la industria, puede que no compres correctamente y no tengas buen precio en tus productos.

5- La cantidad de productos que debe tener tu tienda en línea

Existe una constante discusión entre los expertos de comercio electrónico con la pregunta: ¿Cuántos productos debo tener en mi tienda? La realidad es que difiere mucho entre el tipo de productos o industria.

Lo más importante a considerar es que, si vendes productos de muchos proveedores, les comprarás poco volumen y no tendrás el margen necesario.

Tener pocos productos es una alternativa a considerar al empezar. Según las ventas, puedes ir aumentando tu inventario.

6- Modelo de comercialización de productos difíciles de conseguir

Si fabricas o comercializas productos que son difíciles de conseguir o, mejor aún, que no se encuentren por Internet, el precio puede ser un factor secundario. Por ejemplo, si comercializas muebles antiguos, es muy difícil que alguien pueda hacerte competencia y tener los mismos productos que tú.

7- Los consumibles y la recompra

Los consumibles o productos de compra recurrente son una “mina” de oro para el e-commerce. En el comercio electrónico, uno de los factores más importantes es que confíen en ti para que decidan comprarte. Si ya te compraron una vez y tuvieron una buena experiencia, te seguirán comprando.

8- El modelo de negocio (Mayoreo o Menudeo)

El famoso B2C (vender a menudeo) o B2B (medio mayoreo o alto mayoreo) puedes ofrecerlo en la misma tienda en línea. Es extremadamente importante que cuides la comunicación en ésta para que no se confundan tus clientes.

9-La Característica Única de Venta (CUV)

Considera cuál va a ser el principal diferenciador por el que la gente va a preferir el producto que ofreces encima de otros similares. Dos productos exactamente iguales no pueden competir, tiene que haber algún distintivo en su valor.

10-¿Cuánto debe vender un e-commerce a 6 meses, 12 meses, 18 meses, 24 meses, 36 meses?

Toma en cuenta que al inicio te costará vender exponencialmente de manera notoria, pero, después de seis meses, poco a poco empezará a crecer la curva de demanda. A partir del año, tendrás que ver reflejados los resultados esperados, pero normalmente será hasta después de los 18 meses que puedas observar cambios bastante notorios. Cabe resaltar que es normal si en los primeros seis meses no llegas al punto de equilibrio o tienes pocas ventas. De hecho, probablemente sea hasta los 12-18 meses que al fin operes sin pérdidas. Al menos, es lo recomendable ya en ese punto.

Es importante recalcar que, al inicio, probablemente no obtengas los resultados esperados. En los primeros meses hay pocas ventas y es posible que ni siquiera llegues a un punto de equilibrio. Entre los siete meses y el año, es cuando ya deberías de llegar al punto de equilibrio. A partir del año y hasta el año y medio, lo ideal es operar sin pérdidas. Finalmente, es hasta después de los 18 meses que puedes esperar que haya utilidades notorias y que la marca sea más conocida.

Te pudiera interesar ¿Cómo hacer Marketing Digital para Ecommerce? Si ya tienes una idea de modelo de negocio para ventas online, revisa este curso gratuito para saber si es factible tu proyecto, dura menos de 30 minutos: Ecommerce ¡Desecha o anímate con tu proyecto!