junio 16, 2017

Crece tu Empresa sin comprometer la Calidad



La necesidad de contratar más empleados es una buena noticia para una empresa. Significa que hay muchas cosas por hacer y que los miembros del equipo que ya están trabajando requieren apoyo para sacar adelante sus tareas. También puede significar que el negocio busca adentrarse en otro tipo de proyectos que idealmente se traducirán en mayores ganancias económicas.

Sin importar cuál sea la situación de la empresa que está intentando crecer, la contratación de nuevos talentos es un proceso delicado que debe efectuarse cuidadosamente para no perjudicar el buen funcionamiento de la compañía. Por lo tanto, si ya se tomó la decisión de emplear a más personas, hay que tener cuidado al momento de elegir a los nuevos miembros del equipo. 

Las compañías pueden apoyarse en empresas de reclutamiento que precisamente se dedican a vincular a potenciales empleados con empleadores. La contratación de alguien, al ser una cuestión delicada, no siempre se puede dejar al word of mouth o a anuncios en redes sociales porque no hay control sobre las solicitudes que la compañía puede recibir.

Las empresas de reclutamiento, al contar con bases de datos, tienen más información sobre personas que cubren el perfil que el negocio requiere para llenar determinada vacante. De cualquier forma, la decisión de contratación no la toma la compañía de reclutamiento, sino la empresa interesada.
El tiempo también es crucial para conseguir buenos empleados.

Un negocio, sin importar lo grande o pequeño que sea, no debe contratar con prisa.



Cuando es urgente llenar un puesto, es posible que la persona contratada no sea la adecuada, sino simplemente la primera que acudió al llamado. Lo ideal es disponer de suficiente tiempo para buscar a la persona correcta para llenar el puesto, aunque en ocasiones esto es difícil, sobre todo si un empleado renunció sin dar aviso.

¿Cuánto tiempo toma alguien en adaptarse a un nuevo empleo?

Una vez que se contrató a alguien, los dueños deben tener paciencia. Incorporarse a un nuevo trabajo no siempre resulta sencillo para los empleados porque implica un cambio grande en la vida y en la rutina. Además, sin importar los años de experiencia, las cosas se hacen de manera distinta en diferentes compañías. Así,  los empresarios o jefes de área, deben considerar que al principio los nuevos miembros del equipo están en la curva de aprendizaje y que, por tanto, puede tomar algo de tiempo antes de que empiecen a entregar muy buenos resultados.



Para asegurar que la empresa continúe ofreciendo productos y servicios de calidad, hay que tener en cuenta el tiempo y las habilidades de los empleados. El crecimiento de una empresa no es algo que tenga que ocurrir de un día para otro, sino que debe ser analizado de manera cuidadosa para garantizar que el nuevo talento humano aporte los conocimientos y habilidades necesarias que permitan a la compañía no sólo crecer en cuanto a tamaño del personal, sino también en cuanto a calidad en los servicios.