junio 16, 2017

Cómo Reducir Costos Fijos




Todos los dueños y directores de empresas desean  que los ingresos sean mucho mayores a los gastos de operación, es decir que los negocios sean rentables, por lo que, en ocasiones, buscan reducir los costos fijos y variables. El tema del ahorro, por lo tanto se convierte en un tema crucial.

Al hablar de los costos fijos, el tema del ahorro puede resultar engañoso porque puede ser malentendido. Es cierto que cuando se contratan ciertos servicios, como coaching, documentación, optimización de procesos, y consultorías de marketing y SEO (Search Engine Optimization), las empresas están haciendo un gasto, por lo que los costos fijos aumentan, pero también están haciendo una inversión.

Cuando una empresa busca ahorrar y escatima recursos en ciertas cosas, a la larga este “ahorro”
puede traducirse en enormes pérdidas monetarias o en la falta de capacidad para hacer frente a los retos que los cambios en el mundo de los negocios les presentan. El enfoque de los grandes líderes es distinto. Invertir en los empleados, aunque eso signifique aumentar los costos fijos, es, a la larga una ganancia formidable para toda la empresa, porque se traduce en mayor rentabilidad, es decir, más dinero.

Del mismo modo, es muy importante dejar ciertas cosas en manos de expertos. Si una empresa desea entrar al mundo de las redes sociales, es mucho mejor, aunque esto signifique un mayor costo económico, contratar los servicios de una empresa experta en marketing digital y SEO, que a un becario que podría arruinar la imagen de la marca mediante el mal uso de Facebook o Instagram.
Al hacer un uso correcto de las servicios profesionales que empresas expertas pueden ofrecer, también se logra un aumento en las ganancias económicas porque se cuenta con una mejor asesoría en determinados temas, es decir que la empresa alcanzará un mejor desempeño en ciertas áreas.

Gastar dinero en este tipo de servicios, aunque implique aumentar los costos fijos, es, en realidad, una inversión que producirá frutos abundantes a corto, mediano o largo plazo. No hacerlo puede significar ahorrarse algunos miles de pesos durante algún tiempo, pero a futuro ese ahorro puede traducirse en un mal manejo de la empresa o, en el peor de los casos, en la quiebra del negocio.

Los dueños de empresas, por tanto, no deben temer al aumento en los gastos fíjos. El dinero no solamente existe para ahorrarse, sino también para invertirse, ¿y qué mejor inversión que hacer que el negocio crezca? Las inversiones son gastos inteligentes que permiten a las empresas crecer y prosperar, y a los dueños alcanzar libertad económica y de tiempo.

GDLsystems Agencia de Marketing Digital