junio 16, 2017

¿Cómo cotizar servicios?

 Marketing Digital Guadalajara


Muchas empresas trabajan excelentemente y conocen perfecto lo que hacen (reparar bicicletas, ofrecer servicios para mascotas, cocinar, producir videos o contenido editorial…). En algún momento, quizá, estas empresas no son expertas en  cómo cobrar: ¿cómo van a cotizar los servicios que ofrecen?

Para tener un negocio exitoso, los ingresos deben ser mayores a los costos fijos (sueldos, renta, luz, hosting del web…) y variables (viáticos…) de la empresa. Debes determinar cuáles son esos costos y decidir cuánto necesitas ganar al mes para cubrir tus gastos personales.
Para generar los recursos económicos que necesitas, existen dos grandes formas para cobrar por un trabajo: por hora y por valor.

Cotizar por hora: si acabas de abrir una cafetería en la que ofreces distintas clases de postres y bebidas, por ejemplo, no puedes cotizar por hora. Esta modalidad es útil si, en cambio, ofreces servicios de asesoría o de enseñanza particular de idiomas, música, etcétera. Debes establecer una tarifa por hora en función de tus costos de operación y del tiempo que dediques a determinado proyecto.  Es importante tomar en cuenta que si eres maestro de piano, por ejemplo, tu trabajo no es únicamente dar clases, sino prepararlas. Considera que tienes que balancear tus horas facturables (la enseñanza como tal) con tus horas no facturables (la preparación de la clase y posibles traslados) para cobrar de manera adecuada.

Cotizar por valor: posiblemente esta es la modalidad más adecuada para los cuidadores de mascotas, los reparadores de bicicletas, restauranteros e, incluso algunos consultores. Si un experto en negocios asesora a una empresa y logra, gracias a sus conocimientos, duplicar las ventas de dicha compañía, lo justo sería
que le pagarán en proporción, no por hora. Si el experto sabe que el cliente tenía utilidades de 100 mil pesos mensuales, pero, después de prestar sus servicios, la empresa comienza a ganar 200 mil pesos mensuales, lo adecuado sería que cobrara 50 mil pesos por sus servicios. El cliente se beneficiará cada mes gracias a la asesoría, así que lo justo es que al experto se le pague de las mismas utilidades que hizo ganar al dueño e negocio. El valor del conocimiento del experto es, objetivamente, traducido en ganancias monetarias importantes para la empresa..

Aunado a los puntos anteriores, cualquier empresario debe tener en cuenta el mercado. Antes de establecer el costo de tus servicios, es útil hacer una investigación sobre lo que otras personas cobran por hacer lo que tú haces. Considera que al principio puede ser útil cobrar un poco menos para hacerte de clientes.

Conoce más sobre Marketing Digital Guadalajara