marzo 14, 2017

¿Debo exportar mi producto a otro país?


¿Debo exportar mi producto a otro país?

¿Por qué seguir siendo “la tienda de la cuadra” cuando puedes ofrecer tus servicios y vender en cualquier parte del mundo? Las empresas con más crecimiento en todo el mundo nos han hecho olvidar que existen las fronteras. Las empresas con mayor explosión en la última década son negocios que empezaron siendo locales y dieron el brinco al mercado global. 

“Globalización”, “multiculturalidad”, “exportación” ya no son palabras reservadas para las mega compañías. Cada vez más pymes y empresa en crecimiento se unen a la nueva ola del cliente global.

Más allá de poner el acento en las dificultades, aquí algunas razones por las que la economía global puede facilitar (sí: facilitar) tu negocio.
  1. Sé inteligente con las divisas. Deja de preocuparte si sube o baja el dólar. Mejor aprende y utiliza estos cambios en tu favor. Tanto en insumos como en ventas, las divisas pueden ser un aliado en el desarrollo de tu plan de exportaciones, pues las fluctuaciones del mercado permiten aprovechar las subidas o bajadas de las divisas para comprar más barato y vender más caro.       
  2. Emplea plataformas de distribución y logística. No necesitas tener un sistema propio de distribución mundial. Socios logísticos como Fedex o UPS pueden facilitarte esta tarea. ¡Te asombrarías de la cantidad de opciones que tienen para iniciar a exportar sin flotilla! En operaciones más grandes una buena agencia aduanal te hará las cosas más sencillas. Sobre todo, hay que perder el miedo a las aduanas y saber que no estás solo.                                          
  3. Crea una estrategia de marketing global. En alguna parte del mundo hay alguien que necesita tu producto. El marketing digital dirigido te permite encontrar clientes sin importar en qué parte del mundo estén, ni en qué idioma se comuniquen. No se necesitan grandes cantidades de dinero, sino dirigir cada centavo a donde haga el mejor trabajo.                                                     
  4. Distintos mercados, distinta estrategia. Estudia y diseña tus campañas para atender distintos mercados. Lo que vende en México quizás no venda en Japón o Estados Unidos, a menos que sepamos cómo dirigirnos según el idioma y la cultura.
No hay ninguna excusa válida para dar la espalda al mundo. Puedes empezar hoy mismo, contacta a la agencia de Inbound Marketing en Guadalajara y conoce las diferentes soluciones para tu empresa.