junio 14, 2016

Atención Telefónica para Ecommerce

En México las primeras compras de una tienda en línea regularmente las cierran después de haber hablado con un asesor de ventas


Tiendas en Línea


Cuando una persona recién abre su tienda en línea, una de las primeras interrogantes que se hace es ¿Por qué las ventas no fluyen como pensaba? Se suele creer que basta con abrir la tienda, configurarla y esperar a que los clientes compren.

La realidad es que vender por Internet no es tan sencillo. Y aún cuando la logística de tu negocio lo fuera, de nada serviría si los clientes no confían en ti, por lo cual debes invertir mucho tiempo y recursos en desarrollar una buena reputación e incrustar tu marca en la mente de tus clientes potenciales.

En experiencia que tienen nuestros clientes de tiendas en línea, el 90% de las primeras ventas que vas a realizar, serán después de haber hablado con un asesor de ventas. ¿Pero por qué? ¿No se suponía que sólo ibas a poner tus productos a la venta, los clientes iban a llenar su ‘carrito’ e iban a pagar con tarjeta de crédito sin que tuvieras que interactuar con ellos?

Pongámonos en ‘los zapatos’ del cliente. Éste abre un buscador como Google y encuentra en tu sitio el producto que busca. El precio es más bajo que con la competencia, el diseño de tu sitio es fenomenal y tu publicidad le inspira confianza. Se dirige al apartado de ‘Contacto’ y se da cuenta de que sólo está tu correo electrónico. Si fueras él ¿Te daría confianza comprar y darles los datos de tu tarjeta de crédito?

Por supuesto que no. Los fraudes, clonaciones de tarjetas y robos de identidad están a la orden del día. No es para menos ser tan desconfiado. Y esto es sólo hablando de datos bancarios. ¿A dónde se podría dirigir el cliente si el producto no llega? ¿Y si llega, pero no llega el que solicitó? ¿Y si llega el que solicitó, pero es diferente de como se veía en el sitio?


Para generar confianza en el cliente, es indispensable tener una dirección física y teléfonos a la vista. De hecho, alguien dispuesto a comprar por primera vez, te va a llamar antes de comprar en la mayoría de los casos. Por lo que debes de estar listo para atender en tiempo y forma. En cuanto a la dirección física, no nos referimos a que puedas vender al público; con una oficina o bodega a puerta cerrada es suficiente.

Una vez que alguien tuvo una buena experiencia de compra, es muy probable que las recompras las haga directamente en tu tienda en línea sin necesidad de llamarte.

Conoce más de las tiendas en línea visitando Tiendas en Línea